martes, 20 de noviembre de 2018

Cristo, Rey del universo y de cada uno de nosotros: material para los niños de la catequesis


 Es una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico, porque celebramos que Cristo es el Rey del universo. Su Reino es el Reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz.

Un poco de historia

La fiesta de Cristo Rey fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925. El Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el Señor de la Iglesia es Cristo Rey.

Posteriormente se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido. Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres.

A continuación te dejamos un material que puedes utilizar con los niños de la catequesis:







domingo, 14 de octubre de 2018

Siete nuevos santos para la Iglesia

Hoy, la Iglesia proclama siete nuevos santos, sus vidas y testimonios representan una riqueza para la humanidad, son siete carismas diferentes los que celebra el pueblo de Dios reunido alrededor del Vicario de Cristo, el Papa Francisco quien presidió la Santa Misa con el rito de canonización, este domingo 14 de octubre, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

El Papa Pablo VI

Nació el 26 de septiembre de 1897 en Concesio, Brescia. Ordenado sacerdote casi a los 24 años. A partir de 40 años comenzó su servicio en la Secretaría de Estado. Durante la Segunda Guerra Mundial promueve la asistencia caritativa y la hospitalidad hacia los perseguidos por el nazi-fascismo, especialmente por los judíos. Nombrado en 1954 Arzobispo de Milán. Elegido posteriormente como Sucesor de Pedro el 21 de junio de 1963: conduce y aplica el concilio, viajes apostólicos, diálogo ecuménico. Muere el 6 de junio de 1978. Beatificado en 2014 por el Papa Francisco.


El Pastor, Mons. Óscar Romero

Nació el 15 de agosto de 1917, en Ciudad Barrios, San Miguel, El Salvador. Ordenado sacerdote a los 24 años. Desarrolla su ministerio sacerdotal en su diócesis de San Miguel durante 20 años. En 1970 es nombrado Obispo Auxiliar de San Salvador, posteriormente Obispo para la diócesis de Santiago de María. En 1977 Pablo VI lo nombra Arzobispo de San Salvador. Su predicación atrae el corazón de los salvadoreños, conmovido por los sufrimientos de los más débiles denuncia el pecado social convirtiéndose en voz de los sin voz. Muere asesinado mientras celebraba la Misa el 24 de marzo de 1980. Declarado Beato en 2015.




Francisco Spinelli

Nació el 14 de abril de 1853, en Milán. Es ordenado sacerdote en 1875. Mientras vive en Roma tiene la inspiración de iniciar una comunidad de jóvenes mujeres que consagren sus vidas al Señor presente en la Eucaristía. Después del encuentro con Santa Catalina Comensoli funda el Instituto de las Hermanas Adoratrices del Santísimo Sacramento. Ejerció como Fundador y Superior. Muere el 6 de febrero de 1913. Beatificado en 1992 por San Juan Pablo II.







Vicente Romano

Nació el 3 de junio de 1751, cerca de Nápoles. Ordenado sacerdote a los 24 años. Su ministerio sacerdotal se caracterizó por una atención especial a los últimos y un compromiso por la educación de los niños y jóvenes. Cuando una violenta erupción de lava del Vesubio destruye casi por completo Torre del Greco se convierte en el alma de la reconstrucción material, religiosa y moral del pueblo. Muere el 20 de diciembre de 1831. Pablo VI lo declaró beato en 1963.






María Catalina Kasper

Nació el 26 de mayo de 1820 en Alemania. Paso su adolescencia haciendo duros trabajos en los campos. Tuvo la intuición de fundar un Instituto de Hermanas al servicio de las clases sociales más humildes. En 1848 abrió la casa de las “Siervas Pobres de Jesucristo” donde se acogen a los pobres. La congregación crece en todo en Europa, el continente americano y la India. Muere el 2 de febrero de 1898. Pablo VI la incluyó entre los Beatos.






Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús March Mesa

Nació el 10 de enero de 1889 en Madrid. Mientras vive en México conoce a las Hermanas de los Ancianos Abandonados y en 1908 ingresó en el instituto. Después de su primeros votos en 1911 fue enviada a Bolivia. Las graves problemáticas sociales la llevo a fundar la Congregación de Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia para el servicio de los pobres y la promoción de la mujer. Muere el 6 de julio de 1943. Juan Pablo II celebró su beatificación en 1992.






Nuncio Sulprizio

Nació el 13 de abril de 1817 en provincia de Pescara. Queda huérfano de padre y madre a tierna edad. Su abuela materna le ensena a buscar a Jesús en la Eucarística y la devoción a la Virgen María. A la muerte de su abuela queda bajo la custodia de un tío quien le exige duros trabajos y por los malos tratos enferma de tuberculosis ósea. Llevado a Nápoles es internado en el Hospital de los Incurables. Allí pudo recibir la Eucaristía que tanto deseaba. Muere el 5 de mayo de 1836, a la edad de 19 años. Pablo VI lo proclamó beato el 1 de diciembre de 1963.

sábado, 13 de octubre de 2018

El abrazo del Papa Francisco a Safa

Safa, participante de Irak en el Sínodo 2018, debe regresar a casa. 
Su mamá está enferma pues tiene cáncer y antes de partir el Papa Francisco ha querido despedirse de él con este abrazo.

viernes, 12 de octubre de 2018

12 de octubre: celebramos a la Virgen del Pilar

San Juan Pablo II en 1984, al hacer escala en su viaje a Santo Domingo, reconoció a la Virgen del Pilar como patrona de la hispanidad  

Nuestra Señora del Pilar es el nombre dado a la Santísima Virgen María en relación con una antigua tradición española en la que María se le apareció al Apóstol Santiago el Mayor mientras oraba por las orillas del Ebro en Zaragoza. María es a menudo representada llevando el Niño Cristo en sus brazos descansando sobre un pilar, a veces llevado por querubines angelicales. Es invocada bajo este título como Patrona de España, de la Guardia Civil española y del mundo hispánico

Fiesta: 12 de Octubre
¿Has oído hablar de la Virgen del Pilar? Es muy probable que esta advocación de la Santísima Virgen María no sea tan conocida como la de otros santuarios muy famosos. Sin embargo, su historia es anterior a los evangelios, y sucedió mucho antes de que estos se escribieran. Esta es una historia interesante, al parecer increíble, sobre la primera aparición de la Virgen María en toda la historia, aún estando con vida

Historia de la Virgen del Pilar
La tradición nos dice que siete años después de la muerte de Jesús, el 2 de enero, 40 dC, el apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan, se sentó cansado y decepcionado ala orilla del río Ebro, en lo que hoy es Zaragoza , España.

Los habitantes de la provincia romana de Hispania (España / Península Ibérica) no estaban abiertos y receptivos a la Buena Nueva de Jesús y Santiago iba a renunciar a sus esfuerzos por evangelizarlos.

En ese día de enero, la Santísima Virgen María, que aún vivía en Palestina, se le apareció a Santiago, en lo alto de una columna o pilar de piedra. Con palabras de esperanzas, ella le aseguró que el pueblo de Hispania llegaría a ser cristianos y que su fe sería tan fuerte y duradera como el pilar sobre el que ella estaba de pie.

Para recordar esa visita y la promesa de la Virgen María, Santiago Apóstol, junto con sus ochos discípulos y testigos de este evento, construyeron el primer santuario mariano alrededor de ese pilar.

Antes que estuviese terminada la Iglesia, Santiago ordenó presbítero a uno de sus discípulos que quedase allí, consagrando a la Iglesia y dándole el título de Santa María del Pilar. Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen Santísima.

Santiago comenzó desde entonces, con una fuerza poderosa, a convertir a todos los habitantes de la región

La devoción del pueblo por Nuestra Señora del Pilarse halla tan arraigada entre los españoles y desde épocas tan remotas, que la Santa Sede permitió el establecimiento del Oficio del Pilar en el que se consigna la aparición de la Virgen del Pilar como una antigua y piadosa creencia.

Milagros de la Virgen del Pilar
En 1438 se escribió un Libro de milagros atribuidos a la Virgen del Pilar, que contribuyó al fomento de la devoción hasta el punto de que, el rey Fernando el católico dijo:

"Creemos que ninguno de los católicos de occidente ignora que en la ciudad de Zaragoza hay un templo de admirable devoción sagrada y antiquísima, dedicado a la Sta.y Purísima Virgen y Madre de Dios, Sta. María del Pilar, que resplandece con innumerables y continuos milagros".

El Cojo de Calanda y la Virgen el Pilar
(1640) Se trata de un hombre a quien le amputaron una pierna. Un día años mas tarde, mientras soñaba que visitaba la basílica de la Virgen del Pilar, la pierna volvió a su sitio.

Era la misma pierna que había perdido. Miles de personas fueron testigos y en la pared derecha de la basílica hay un cuadro recordando este milagro.

El Papa Clemente XII señaló la fecha del 12 de octubre para la festividad particular de la Virgen del Pilar, pero ya desde siglos antes, en todas las iglesias de España y entre los pueblos sujetos al rey católico , se celebraba la dicha de haber tenido a la Madre de Dios en su región, cuando todavía vivía en carne mortal.

Tres rasgos que caracterizan a la Virgen del Pilar
Es una extraordinaria visita de la Virgen durante su vida mortal (bilocación). A diferencia de las otras apariciones la Virgen aparece cuando todavía vive en Palestina.

La Columna o Pilar que la misma Señora trajo para que, sobre él se construyera la primera capilla que, de hecho, sería el primer Templo Mariano de toda la Cristiandad.

Zaragoza y Compostela, el Pilar y Santiago, han constituido dos ejes fundamentales, en torno a los cuales ha girado durante siglos la espiritualidad de la patria española.

Simbología de la Virgen del pilar
El pilar o columna: la idea de la solidez del edificio-iglesia con la de la firmeza de la columna-confianza en la protección de María.

La columna es símbolo del conducto que une el cielo y la tierra, manifestación de la potencia de Dios en el hombre y la potencia del hombre bajo la influencia de Dios.

Es soporte de los sagrado, soporte de la vida cotidiana. María, la puerta del cielo, la escala de Jacob, ha sido la mujer escogida por Dios para venir a nuestro mundo. En ella la tierra y el cielo se han unido en Jesucristo.

Las columnas garantizan la solidez del edificio, sea arquitectónico o social. Quebrantarlas es amenazar el edificio entero. La columna es la primera piedra del templo, que se desarrolla a su alrededor; es el eje de la construcción que liga entre si los diferentes niveles.

María es también la primera piedra de la Iglesia, el templo de Dios; en torno a ella, lo mismo que los apóstoles reunidos el día de pentecostés, va creciendo el pueblo de Dios; la fe y la esperanza de la Virgen alientan a los cristianos en su esfuerzo por edificar el reino de Dios.

Vemos en Ex 13, 21-22, que una columna de fuego por la noche acompañaba al pueblo de Israel peregrino en el desierto, dirigiendo su itinerario.

En la Virgen del Pilar el pueblo ve simbolizada la presencia de Dios, una presencia activa que, guía al pueblo de elegido a través de las emboscadas de la ruta"

El Papa Juan Pablo II en 1984, al hacer escala en su viaje a Santo Domingo para iniciar la conmemoración del descubrimiento de América, reconoció a la Virgen del Pilar como "patrona de la hispanidad".

No nos podemos olvidar la importancia que tuvo en aumentar la devoción a la Virgen del Pilar, la guerra civil de 1936-1939. Las tres bombas que cayeron sobre el templo no estallaron y muchos vieron en este hecho un signo de la especial protección de la Virgen sobre las tropas nacionalistas.

De toda España acudían peregrinos a pie a dar gracias a la Virgen por haberlos librado de los peligros de la guerra.